14/8/11

Somos seres de otros mundos

Historias del Señor Tiempo
María Villares, 2011
Somos seres de otros mundos, cada uno de un “sí mismo“ que ha venido desde muy lejos, más allá del infinito -por lo inconcebible del vislumbre. Nos hallamos, trazamos el puente, intentamos un lenguaje que nos comunique…Y allí comienzan las palabras, esa danza de tejidos sueño tras sueño.

Este aquí sin embargo no es lo que pensábamos antes de que ocurriera, ni es lo recordado. El espacio y el tiempo no pueden existir de forma separada, así como la  unión entre lo macro y lo micro es contínua, ¿dónde comienza uno y dónde termina el otro? El movimiento constante es lo que da ideas de sucesivos y continuos  “aquí“. Es cuestión de un re-encaje perceptual, es decir, cambiar el eje desde donde establecemos las coordenadas. Si logramos hacer esto de manera fluida, notamos que es imposible hacer construcciones estáticas en un mundo en continuo movimiento. “La vida es un puente, no levantes una casa en él“, dice un proverbio popular.

1/8/11

Nuestro modo de Interpretar la Vida

Las algas diatomeas, tienen la función de productores, dentro de la cadena alimenticia, esto es, son organismos autótrofos, que obtienen su alimento de la luz. Los seres autótrofos son los organismos más abundantes del planeta.



La depredación y la competitividad encumbradas por el darwinismo, son sólo dos de los infinitos tipos de interacción biológica existentes. La simbiosis, sin embargo es uno de los tipos más comunes. Los ejemplos más cercanos que nos tocan a nosotros, como mamíferos, son la multitud de poblaciones microbianas que viven dentro de nuestro cuerpo (procariotas, eucariotas y hongos) las cuales nos aportan las enzimas necesarias para sintetizar los alimentos vegetales ingeridos.

Otro fascinante ejemplo de simbiosis, esta vez en el reino marino, es la Simbiosis de organismos marinos con bacterias luminiscentes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces a otros blogs: