18/5/11

MEDITACIÓN Y ÉXTASIS


 


Meditar es, de seguro, la facultad más preciosa que tiene el ser humano, porque es la única vía para alcanzar los grados superiores del éxtasis. ¿Qué es el éxtasis? Se le puede definir como el tercer estado de la conciencia, una forma de percepción tan definida, como lo son el sueño y la vigilia. Es un estado que tiene sus propias leyes; cuando lo sentimos, sabemos sin lugar a dudas que estamos allí.

El éxtasis se caracteriza porque nos produce una sensación de vivencia absoluta. De repente, todas las dualidades que le dan contenido a la mente se funden en una percepción directa de la unidad. Es una ruptura interpretativa, un viaje de la conciencia más allá del ego, al reino del notiempo, donde las leyes de la materia se anulan y sólo queda un estremecimiento de placer que se funde con el infinito. Es el trance de los chamanes, el Samadhi de los yogas, la vivencia del Reino entre los cristianos y la Teowatia de los toltecas.

16/5/11

Desde Tuva...escuchamos la voz de la tierra



En Asia Central, una extensión inmensa de estepa que se extiende casi ininterrumpidamente desde Ucrania hasta la Gran Muralla China, se encuentra Tuvá, una pequeña república autónoma rusa situada en el área de influencia histórica de los Mongoles. Su capital, Kyzyl, reclama el título de centro geográfico de Asia. Fuera de este pequeño centro administrativo se extiende una tierra poblada por nómadas y pequeñas comunidades rurales en un mundo árido y duro, con temperaturas que caen por debajo de los 30º en invierno.

Esta naturaleza infinita y bestial ha venido moldeando desde los tiempos de Gengis Kan las tradiciones del pueblo que la habita, un folklore trasmitido casi exclusivamente de modo oral entre pastores nómadas. Entre esas tradiciones figura el canto de la garganta, una forma musical fruto de la vida en espacios enormes y solitarios. Es un tipo de canto que consiste en la alteración de la onda de sonido que produce la voz mediante la manipulación de la resonancia de las cavidades de la boca y de la garganta, logrando el cantante hacer sonar varias notas diferentes al mismo tiempo.

5/5/11

Parar el mundo es parar de interpretar.

Cuando paras, sólo queda el INTENTO.

Se siente la reconexión con la tierra. La energía nos atraviesa por la columna, somos un canal, un eje, una raíz.
Es lo mismo y no es lo mismo todo el tiempo. Varían los niveles de profundidad, hay muchos más colores, olores, texturas, sensaciones.
La Vida se Siente como algo delicado que está continuamente rehaciendo un equilibrio, sinuosamente.
Nos vuelven viejas batallas: los egos en el teatro del mundo, pareciendo todos competir por el mismo papel, por el mismo personaje protagónico interpretado de modos tan diferentes. Todos los pronombres personales desplazándose matemáticamente sobre un tablero de ajedrez.
Realmente no somos UNO, ni INFINITUD, estos no son más que conceptos paradójicos por inasibles. Sólo podemos acceder a ellos mediante el vaivén de las polaridades retóricas. Vivir la vida, matar la muerte.
Las piedras no tienen caras. Un ojo no es un ojo. Evolución hacia adentro. Imposibles viejas preguntas. El espacio es puro silencio, mas todo grita.
Habría que saber hallar la fuente en cada instante. ¿Por qué escapamos de un sueño a otro sueño?
¿Por qué, cuando se para el tiempo, volvemos otra vez a darle cuerda? No hay adonde ir a refugiarnos. Estamos expuestos, somos un SENTIR total.
Retomas las posturas de tu “día a día“, todos esos gestos detrás de los que te escondes y expresan la forma continuamente cambiante de tu ser.
Los ojos no ven lo que hay fuera sino lo que hay dentro, los ojos son faros que alumbran un mundo, que abren un camino.
Cuando mires a alguien, míralo profundo, allí en lo más negro, a ver si descubres el destello que indica si está despierto.
Nada que escribir, nada que encontrar, nada que descifrar.

María Villares
Piedras Muchas, España, 2011.

3/5/11

La manifestación del nagual

"El ser humano pertenece al grupo de los rumiantes; pero, en lugar de rumiar hierba, rumia ideas. Al producto de ese proceso digestivo le llamamos cultura. A veces, cuando las ideas son demasiado gruesas, nos provocan empacho; así surgen las creencias. Hay creencias religiosas, científicas, místicas, morales, filosóficas.... Una cabeza llena de creencias no puede Ver."

I

La condición humana es un puente. Su origen es el desarrollo de la naturaleza animal y su destino, la manifestación del nagual.

Mediante la práctica, la suma de experiencias y estados de conciencia vividos por el individuo puede cristalizar en el nagual. El nagual es una entidad autoconsciente, capaz de actuar sin el apoyo del cuerpo físico. Debidamente entrenado, manifiesta los más elevados atributos de la conciencia.

El nagual se puede entrenar mediante el cultivo de la memoria y el sueño. La memoria debe ser capaz de recordar el propio nacimiento; el sueño debe ser tan controlado como la vigilia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces a otros blogs: