27/11/10

V for VENDETTA


¿Quién dijo que un producto de entretenimiento no podía ser a su vez un trabajo interesante con carga social y crítica? Aunque es muy probable que V de Vendetta quede en un conato de película con compromiso que no renuncia a las líneas básicas de entretenimiento. Esta correcta versión de la novela gráfica creada en los 80 por Alan Moore (guionista) y David Lloyd (ilustrador) se empapa de una estética plástica sugerente y envolvente que nos lleva hasta un eficiente retrato del adiós a la libertad individual en un mundo imaginario anclado en la realidad. ¿Por qué será que no nos rechina lo suficiente que esta historia sobre tiranía y fanatismos esté ambientada en entornos reconocibles y terriblemente cercanos? 




Alegato en pro del poder del pueblo y su levantamiento contra los gobiernos autoritarios, V de Vendetta tiene todos los visos para convertirse en filme de culto. 1984, de George Orwell, Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, y en un tono más relajado, El show de Truman y El club de la lucha -que beben de ellas a su manera-, constituyen sus referentes. Otra de las patas de este filme tiene su origen en los retratos bélicos de opresores y oprimidos ambientados en la ocupación nazi durante la II Guerra Mundial o las fuerzas rebeldes de algunos títulos de ciencia ficción. Y no olvidamos el valor simbólico de nombres como el de Evey (la Eva bíblica) y grafías: «V» de venganza, de valor, de victoria... También «5» en números romanos y la Quinta Sinfonía de Beethoven que tanto gusta al enmascarado.

Política y poética a partes iguales acentúan los ideales de una revolución, hechos públicos a golpe de atentado contra los edificios representativos de un Londres gobernado con mano más dura que la de «la dama de hierro». El planteamiento nos lleva hasta un acertado punto de no retorno del que salen con soltura los hermanos Andy y Larry Wachowski. Imposible no avanzar con la vista puesta en el horizonte del cambio y es ese punto vitalista el que impregna el relevo que V encuentra en Evey.

La emoción carente en el cómic se traslada al audiovisual mediante inteligentes secuencias que contrarrestan los efectos que provocan tanta violencia y oscuridad: un asesinato puede ser bello, al igual que un relato desgarrador de tortura puede ser narrado de manera cálida. Lo que ya no es tan bonito es el miedo que se inyecta en las sociedades occidentales que más allá de propugnar un estado fascista, fomenta una política del terror desde el miedo a lo desconocido, una estrategia que tan bien le funciona a algunos gobiernos de EE.UU. y a ciertos países soberanos de nuestra vieja Europa.





Quienes critican de manera negativa la película, ahondando en el uso desmesurado de la violencia para combatir una dictadura, deben saber que ya lo han hecho otros héroes. Aún así, esta es una historia acerca de ideales y no sobre personajes concretos a partir del enfrentamiento a unos miedos que paralizan toda capacidad de reacción. Aprender de la experiencia de los otros es otro de los mensajes latentes: el ejemplo a seguir es el enmascarado V, víctima y villano que, sin ser el personaje central, condiciona la marcha del relato, condicionado por el desarrollo de otros dos ejes clave, el inspector Finch (Stephen Rea) y la joven Evey (Natalie Portman). Ambos realizan una honrosa interpretación que les lleva a su peculiar redención, al igual que Hugo Weaving (Matrix, El señor de los anillos), que dota a su criatura de una expresividad asombrosa a pesar de la máscara que le oculta el rostro, dándole consistencia propia.

En esta ocasión el fin justifica los medios, derribar símbolos para que no se empleen los miedos de las personas como mecanismos de control. Es hora de rebelarse contra la sumisión silenciosa y obediente y ponerse a favor de la idea que resume esta gran e intensa película (y más en los tiempos que corren): los gobiernos deberían temer al pueblo y no al revés. Por si aún lo dudan, debe ser vista. Para su protección.

Texto: Daniel Galindo
 Fuente: INSUMISSIA

El film «V de Vendetta» provoca una campaña a favor del Anarquismo
El autor original, Alan Moore califica la película de «basura»


Redsistencia.org se suma a AforAnarchy.com en una campaña para difundir el verdadero sentido de la obra

El web contrainformativo REDsistencia inicia una campaña de sensibilización y denuncia ante el estreno mundial en marzo de la película supuestamente basada en el cómic libertario «V de Vendetta» que se estrenó en EE.UU el pasado 17 de Marzo y que llegará a las pantallas en España el día 7 de Abril.

El cómic «V de Vendetta» en el que se basan los productores describe la lucha de un anarquista que desmantela un estado fascista por medio de la «propaganda por la acción,» inspirando a las masas a rebelarse con la visión de construir un futuro libertario. El protagonista llama a la sociedad a eliminar el estado y reemplazarlo con la anarquía. No sorprende que este mensaje se haya perdido en la traslación a la versión fílmica de Warner Bro. Alan Moore ha descrito el guión de la película como «una basura» y ha exigido que se retire su nombre de la misma.

REDsistencia denuncia que el film «V de Vendetta», realizado por los productores de la Trilogía Matrix, desvirtúa el mensaje y contenido original del mítico cómic creado por Alan Moore. Y se suma a la campaña que en EEUU ha organizado el colectivo AforAnarchy.com




Iñigo Elortegi Redsistencia.org Información libre en la red

1 comentario:

  1. REEMPLECE LA PALABRA DINERO X GOBIERNO:

    EL DINERO NOS ABARCA Y JAMAS DEJA DE APRETAR,
    EL DINERO NOS AHOGA Y NO NOS QUIERE SOLTAR.

    ResponderEliminar

Comparte comentarios interesantes, que aporten conocimiento a los demás. Muchas gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces a otros blogs: