14/11/10

Santiago Sierra y el Arte de decir NO

NO, GLOBAL TOUR consiste en el transporte de una escultura a través de distintos países hasta encontrar un ubicación temporal
Santiago Sierra, recién galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas 2010 por decisión unánime del jurado –que argumentaba que la concesión se realizaba  “por su obra crítica, que reflexiona sobre la explotación y la exclusión de las personas”– ha renunciado antes de que pasaran 24 horas a la distinción y a los 30.000 euros asociados al premio por entender que quien lo concede –el Ministerio de Cultura– “instrumentaliza el prestigio del premiado”.

Sumisión (Antes palabra de fuego)
La renuncia se produjo a través de un carta dirigida a la ministra Ángeles González-Sinde publicada en la página “Contraindicaciones”, un espacio que el controvertido artista utiliza para difundir sus críticas reivindicaciones ante los poderes establecidos.

250 cm de Línea tatuada sobre seis personas pagadas.
Sierra argumenta en su escrito que la aceptación del galardón hubiera supuesto una especie de renuncia a la libertad que actualmente disfruta en el desarrollo de sus creaciones artísticas. Con esta negativa, Santiago Sierra se significa como el primer galardonado que rechaza este prestigioso premio el segundo en importancia después del “Velázquez”– otorgado por el Ministerio de Cultura desde hace más 20 años.

Público segregado según sus ingresos fueran mayores o menores a 1000 euros brutos durante un Simposium
Lo que dice la carta:

Madrid, Brumaire 2010

Estimada señora González-Sinde,

Agradezco mucho a los profesionales del arte que me recordasen y evaluasen en el modo en que lo han hecho. No obstante, y según mi opinión, los premios se conceden a quien ha realizado un servicio, como por ejemplo a un empleado del mes.

Es mi deseo manifestar en este momento que el arte me ha otorgado una libertad a la que no estoy dispuesto a renunciar. Consecuentemente, mi sentido común me obliga a rechazar este premio. Este premio instrumentaliza en beneficio del estado el prestigio del premiado. Un estado que pide a gritos legitimación ante un desacato sobre el mandato de trabajar por el bien común sin importar qué partido ocupe el puesto. Un estado que participa en guerras dementes alineado con un imperio criminal. Un estado que dona alegremente el dinero común a la banca. Un estado empeñado en el desmontaje del estado de bienestar en beneficio de una minoría internacional y local.

El estado no somos todos. El estado son ustedes y sus amigos. Por lo tanto, no me cuenten entre ellos, pues yo soy un artista serio. No señores, No, Global Tour.

¡Salud y libertad!

Santiago Sierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte comentarios interesantes, que aporten conocimiento a los demás. Muchas gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces a otros blogs: