22/11/10

ALTIPLANO

 En el Altiplano Peruano, un pueblo llamado Turubamba resplandece de humilde gente bella que se alimenta de los dones de la tierra, de su entrega continuada. Las entrañas de esos montes están repletas de oro, y los expoliadores extranjeros las horadan insistentemente, para extraer el precioso metal. Por motivo de estas extracciones se producen desechos tóxicos (mercurio) que contaminan las sagradas vidas de los habitantes del pueblo, quienes en su ingenua devoción llegan a creer que esa agua plateada es bendita, no habituados a recibir de la tierra otra cosa que sagrados regalos. 

Una mágica fotografía, profundamente intencionada y con un estética irreprochable, nos narra el dolor de esta historia, que tantas veces se repite en las vidas de los pueblos originarios. Considerados únicamente como proveedores de materia prima, ignorados en su más digna naturaleza, maltrados y dominados por los poderes fácticos, hasta el punto de estar, muchos de ellos, en riesgo de desaparecer. 

Los habitantes de Turubamba empiezan a padecer ceguera debido a la contaminación con mercurio, mientras, como un reflejo, los poderosos están también ciegos ante ese oprobio, deslumbrados por el brillo del oro que los ciega en su ambición.


Saturnina se ofrenda en sacrificio, en nombre de su pueblo y de la vida. Su trascendente rebeldía supera la blanca virgen rota que legaron los españoles. Su cuerpo se convierte en agua, su sangre se convierte en río que grita, su dolor es luz que redime, como la santa verdadera, la sagrada madre india que renace y reivindica la vida y el amor, en su más pura esencia. 

Sus últimas palabras son estremecedoras y rotundas: 

“No moriré en silencio, ni invisible. 
Su veneno no me matará lentamente. 
Sin imagen no hay historia. 
La madre tierra nunca perdonará su avaricia. 
En las piedras mi sangre correrá por siempre, 
como una guerrera. 
En las aguas, mi sombra correrá por siempre, 
como una guerrera. 
Como una guerrera.“ 

Altiplano es una visión maravillosa, encapsulada en imágenes que fluyen y delatan. Es la tierra que habla en voz alta, transmitiendo su mensaje adolorido: Esta es la única vida, la única tierra. Esto somos. 

María Villares


 Altiplano, película dirigida por Peter Brosens y Jessica Woodworth, comprometidos realizadores, autores de numerosos documentales así como de la película Khadak.

www.altiplano.info

El equipo de Altiplano contó con la asesoría del doctor Luis Millones, uno de los más importantes historiadores y antropólogos peruanos.




1 comentario:

  1. muy buen trabajo el que se refleja en esta obra cinematográfica. enhorabuena la posibilidad de encontrar blogs como éste para poder repasar, revisar, recordar lo contundente del cine que milita por la justicia social y que creen en el ser humano. felicitaciones por la reseña a esta impresionante y cautivadora película sobre nuestros dolores nuestramericanos, los dolores del sur.

    en maracaibo, venezuela estamos activados para este 5 de junio de 2012 (día mundial del ambiente) lanzar un cine foro con esta película más un documental de un compañero llamado: "A cielo abierto" sobre la terrible minería de extracción de carbón a cielo abierto y su grave impacto en la cosmovisión indígena wayuú, barí, yukpa así como en la frágil biodiversidad de los bosques tropicales presentes en la Serranía de Perijá.

    Gracias de nuevo

    Nicanor Cifuentes Gil
    ncifuentesg@gmail.com

    http://www.clorofilazul.blogspot.com + http://www.ecologiactiva.blogspot.com + http://www.latidovisual.blogspot.com

    ResponderEliminar

Comparte comentarios interesantes, que aporten conocimiento a los demás. Muchas gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces a otros blogs: