3/10/10

Khadak

“El espíritu del lugar donde nacimos, del agua donde nos bañábamos, y hasta de las piedras del lecho del río, está soñando con nosotros.”

Esta película nos habla del desarraigo humano, de haber sido arrancados por la fuerza de nuestros verdaderos orígenes como seres nómadas, que no creían en fronteras ni propiedades, conceptos que aparecieron con la tristemente llamada “evolución de la civilización“. Nos remite a ese tiempo primordial en el que ejercíamos  la libertad de movernos por la tierra haciendo el menor impacto posible en ella, respetando y venerando el espíritu de los sitios, de los animales, de todas las cosas que nos acompañan en el viaje por la vida.


Los protagonistas de la metáfora son nómadas de las vastas estepas de Mongolia que terminan trabajando como tristes obreros de una empresa extractora de carbón. Pastores cuyos animales fueron robados, y expulsados de sus tierras quedaron convertidos en mano de obra barata. La yurta redonda fue cambiada por un espacio cuadrado dentro de un edificio hecho de bloques cuadrados puestos unos sobre otros. Una vida fría, lúgubre y sin alma.

Pero el espíritu de la libertad permanece despierto en el sueño y la videncia del protagonista, quien canaliza la sabiduría chamánica que guió las vidas de sus ancestros. Y la visión del futuro se hace clara, cuando logra conectar su corazón hasta el punto de despertar a muchos otros...Allí al borde, entonces, los ojos se encuentran, y sube al cielo un canto...

María Villares

Khadak: escrita y dirigida por Peter Brosens y Jessica Woodworth






1 comentario:

  1. Una historia conmovedora, con un toque magico muy especial.

    ResponderEliminar

Comparte comentarios interesantes, que aporten conocimiento a los demás. Muchas gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces a otros blogs: