4/9/10

Susurros de la muerte florida

Transmutación

Ahí llega la muerte disfrazada de muchacha,
con sus labios carnosos
prometiendo la sabia de sus pechos.
Tras su piel la calavera perfecta
me traspasa con un escalofrío.

Danza la muerte con su vestido de vida,
amante y deseosa,
esparciendo colores de esperanza.
 Hasta el punto en que se duerme
y náufrago de la quietud su cuerpo etérico
se marcha hacia mundos más sutiles.

Nunca volvió su espíritu
a hacer vibrar aquella carne.
 Cuentan
que fue perdiendo poco a poco los colores,
hasta ser la nada.

Sólo quedó
la grácil calavera sonriente,
y donde una vez brillaron ojos destellantes,
dos profundos huecos negros hoy nos miran,
impávidos y sombrios.

Volví una vez a ver su ser en sueños
y no era bello ni era oscuro
sino tan sólo un trozo de energía que vagaba
imaginando mundos.




Verdad Relativa

La Paz de todo lo que existe, 
es un recuerdo guardado en el corazón del aliento,
un secreto que se canta mientras corres
atravesando la ciudad dormida.

Es como ese sueño que se repite y sin embargo
nunca reconoces como el mismo.

La batalla que intenta devorarte,
absorber tu espuma y tu miedo,
es una sombra en el espejo reflejado en tus ojos
es ese brillo que te despierta con un sobresalto,
sólo para que escuches lo que el viento te dice.

Transmuta tu ignorancia en ese polvo,
que duerme en el rincón
donde habitan los tesoros.

Usa los ojos del adentro,
los que no reflejan  más que el infinito vacío,
los que saben sentir
más allá de todas las preguntas.


 
Poemas de María Villares. 
Piedras Muchas, España, 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte comentarios interesantes, que aporten conocimiento a los demás. Muchas gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces a otros blogs: