10/5/10

Árbol muerto





















Nadie llora por el árbol cortado.

Un hombre que ignora la trama de la vida que nos contiene
ha hundido su arma en la noble carne del árbol quieto,
cuyas ramas ya son pasto para el fuego.

Me detengo en esta curva del camino donde estaba él,
ofrendando su sombra y su verdor,
y que ahora ya es nada.

Pregunto por qué esta muerte no es denunciable.
Si era tan sólo un inocente y hermoso árbol
a la entrada de esa casa donde ya nunca más
merodeará la suerte.
Porque la suerte
está hecha de los duendes que tenían en el árbol su morada,
y que ahora vagarán como ciegos,
perdidos en un mundo sin compasión.

María Villares

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte comentarios interesantes, que aporten conocimiento a los demás. Muchas gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces a otros blogs: