1/1/10

Madre Natura me susurra un canto dulce

Fotografía de María Villares
Madre Natura me susurra un canto dulce que disuade al miedo....Por las ventanas entra una lejana brisa...el olor del sueño que atraviesa la pared de niebla. Mis poros se estremecen allí entre las sábanas mientras mi doble avanza lentamente. Alrededor de mi visión danzan seres innombrables que no sé si podrá retener mi memoria. Observo como desde un catalejo caleidoscópico....todo se repite concéntricamente....intercambiando formas y sentidos. Hay una música que sale de cada movimiento, como latires, percute y vibra y resuena y le da a mi paso esa cadencia que me permite fluir sin rozar apenas el espacio. Todo parece esperarme allá donde no se alcanza el fin. Cerrar los ojos es lo mismo, algo dentro de mí percibe sin necesidad de mirar. Mi cuerpo parece desasirse de su propia carne, avanza cual espectro, irreconocible por los espejos, evadido de respuestas y preguntas. Sin embargo algo quedó allá detrás del hilo, un algo que da vueltas y reclama un antiguo asidero. Humo de mi sombra, eco que ataja mis senderos últimos. Por la hendija me observa la zozobra del volver, un nombre que ha quedado dibujado en un grano de arena....el germen y la huella, herencias del tiempo que nos teje. Con el sabor de lo inaprensible en mi memoria, despierto al sueño de mi ser.

María Villares

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte comentarios interesantes, que aporten conocimiento a los demás. Muchas gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces a otros blogs: