18/1/10

Diluir el Ego en lo Trascendente...

Dibujo de la serie: "El camino de las hormigas", por María Villares

 "El Yo desaparece pero en el hueco que ha dejado no se instala otro Yo. Ningun dios, sino lo divino. Ninguna fe sino el sentimiento anterior que sustenta a toda fe, a toda esperanza. Ningún rostro sino el ser sin rostro, el ser que es todos los rostros. Paz en el cráter, reconciliación del hombre -lo que queda del hombre- con la presencia total."
Octavio Paz

Vuelve la consciencia perceptual de pertenecer a ese viaje, a ese vertiginoso vuelo que nos desplaza desde el punto central hacia todas las periferias circunstanciales, mientras vamos tejiendo y tejiéndonos a la red de los miedos y las luces.
Me muevo entre los mundos, perpleja de asombros y misterios, evadiendo los vórtices que me quieren atrapar, con falsos reclamos y vacuas promesas, y avanzo hacia donde el espacio se abre ante mi intento tenaz de atravesar límites.
La vida es esa danza salvaje donde hermosos cuerpos vivos forman el círculo, tomados de la mano, con esqueletos, fantasmas y toda suerte de espíritus. Cantamos y bailamos y a través de nosotros se expresan las voces que siempre han existido. No somos nuevos, sino un eterno decursar de formas mutantes que van intercambiando máscaras.
Sólo hay una forma de trascender las cadenas del ego, esa fuente de atávicos temores y ansias de aceptación, y es diluirlo en lo Infinito...
María Villares

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte comentarios interesantes, que aporten conocimiento a los demás. Muchas gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enlaces a otros blogs: